JUAN CRAVERI: EL BICISOLIDARIO

A pedalear en busca de sponsors

EL BICISOLIDARIO

Juan Craveri recorrerá 817 km en bicicleta para recaudar un millón de pesos a beneficio de la Fundación Natalí Flexer y el Servicio de Voluntarias de Hospitales “Damas Rosadas”. La vida de Juan Craveri parece imposible de ser contada en una nota o, al menos, al periodista de turno le ofrece múltiples canales de abordaje.

por Ezequiel Stabile

CONTESTE LA ENCUESTA AQUÍ

Juan Craveri en su puesto de trabajo

Juan Craveri en su puesto de trabajo

Probamos, inicialmente, por éste:

Se trata de un empresario joven, socialmente responsable, de 41 años de edad. Su formación profesional es muy sólida. A su primer título de grado, licenciado en administración de empresas, le sumó el de contador público. Los enriqueció con un master en administración, más varios cursos y seminarios de perfeccionamiento.
Pese a su juventud, posee una trayectoria empresaria profusa: es el presidente y gerente general de Laboratorios Craveri. El trabajo en su empresa no le ha impedido ser miembro activo de cámaras gremiales. Actualmente, forma parte de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos, CILFA; y es negociador paritario ante los sindicatos de la sanidad y visitadores médicos.

Veamos otro costado:

Juan Craveri es un destacado deportista. Su profesión y una familia numerosa (5 hijos) no han logrado separarlo de su pasión: las carreras de resistencia.

Repasemos algunos antecedentes:
En 22 ocasiones completó (en diversos lugares del mundo, tan distantes como Australia, Japón o Malasia) las pruebas Ironman, que plantean en 3,8 Km. de natación, 180,2 Km. de bicicleta y 42,195 Km. corriendo.

Tres veces vio la línea de llegada en las Ultraman, con 10 Km. de natación, 421 Km. de bicicleta y 84 Km. de corrida.

Y en otras cinco completó maratones; en ellas “sólo” se trata de correr 42 km. Lo hizo en Nueva York, en Boston, en Disney y en Buenos Aires.

Como esos retos no lo detienen, es un participante habitual en carreras de Ultradistancia: como las 100 millas por el desierto de Namibia, 250 km. por el desierto del Sahara o los desafíos del Cruce de los Andes. Sí, leyó bien: cruzar los Andes corriendo, sin caballo blanco siquiera.

Juan Craveri pedaleando para el prójimo

Juan Craveri pedaleando para el prójimo

Si estos dos intentos de comienzo de nota no nos dejaran satisfechos, podemos probar un tercero:

Juan Craveri participará en una de las pruebas de Endurance más exigentes del mundo, el Ultramaratón Furnace Creek 508 (Los Ángeles, EE.UU.). Entre Los días 2 y 3 de octubre recorrerá con su bicicleta 817 km. entre montañas, desiertos y rutas desoladas. La travesía salva una diferencia de altura tan grande como un cerro andino.

Pero eso no constituye el mayor desafio, es sólo la excusa. Con esta prueba pretende despertar conciencias y generar apoyos. El verdadero objetivo de “su” competencia es recaudar fondos para la Fundación Natalí Flexer y el Servicio de Voluntarias para Hospitales “Damas Rosadas”.

Se propone reunir $ 1.000.000. Para ello intenta conseguir el apoyo de empresas y particulares. El monto recaudado será destinado en un 50% a la Fundación Natalí Flexer para finalizar con la construcción de los consultorios externos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Y la otra mitad al Servicio de Voluntarias para Hospitales “Damas Rosadas”, para la renovación completa del Lactario de Neonatología en el Hospital Materno Infantil de San Isidro; la reestructuración de las residencias de madres y la compra de equipo doppler color para niños.

Procura encontrar un mínimo de 100 empresas que se comprometan a realizar un aporte de $10.000. La idea es que las compañías sean socias en el éxito y que su aporte sea acorde al logro alcanzado por el deportista. De esta manera, si por cualquier eventualidad no finaliza la prueba, sólo aportarán proporcionalmente hasta la distancia recorrida.

“Juan suele definir su compromiso social como momentos de insanía productiva. Conociéndolo, me parece una expresión muy acertada, que lo representa y lo define. Gracias a su “insanía” muchos chicos con cáncer, HIV y otras patologías van a tener acceso a una mejor atención y calidad de vida durante su tratamiento”, comentó Leticia García, Gerente Operativa de la Fundación Natalí Flexer.

Lidia Tripoli, presidente de las Damas Rosadas, agregó: “Con este ofrecimiento podremos mejorar y ampliar nuestra ayuda a pacientes, mamás y bebés, por eso agradecemos al corazón generoso de Juan, que ha pensado en ellos”.

El corazón de Juan parece probado en estas lides, veremos cómo responde el del empresariado local.

CONOZCA LA PÁGINA DE JUAN CRAVERI (CLICK AQUÍ)

CONOZCA LA PÁGINA DE LAS DAMAS ROSADAS

CONOZCA LA PÁGINA DE LA FUNDACIÓN NATALÍ FLEXER